Home / Entrenamiento / El arte de correr

El arte de correr

Correr en principio es algo natural, es la forma más rápida que tenemos para desplazarnos con nuestro cuerpo y es algo que aprendemos desde niños de manera natural, después de aprender a pararnos y caminar… Esta dado por la velocidad… Para expresarlo desde otra perspectiva y enfocado en lo que hacemos nosotros como corredores; “correr no requiere de una habilidad”, aquí no es necesario desarrollar habilidades para realizar movimientos que requieren de mucha práctica, para obtener una adaptación y poder hacerlo de modo repetitivo con un alto grado de efectividad o precisión…

Correr es un arte, no es difícil, tampoco fácil, solo es cuestión de abrirse, escuchar y aprender. Es altamente probable realizar muchas de las correcciones biomecánicas, y lograr que una persona, que goza de buena salud, logre ejecutar armoniosamente los movimientos más adecuados para obtener la mayor eficiencia para su configuración actual en un espacio o tiempo acotado, ahora y siendo más claro si es posible; correr con muy buenas sensaciones durante 10 metros, que impide hacer lo mismo en 1000 metros o 1 kilómetro, o 10 kilómetros y porque no 100 kilómetros, si lo hacemos en una frecuencia cardíaca baja, sin importar el ritmo (podríamos decir, considerando la definición del principio, que la velocidad mínima es aquella que no podemos desarrollar caminando) y reponiendo en el momento adecuado todo lo que necesitamos (agua, sales minerales, sustratos, etc.) sería muy simple, o por lo menos eso creemos, pero en la práctica sabemos que esto no funciona así, y tiene muchas explicaciones.

Personalmente creo la más importante y sutil a la vez, es nuestra capacidad de concentración. Podríamos correr esos 10 metros ideales concentrándonos en realizar cada paso que damos de forma “ideal” y simplemente repetir esas operación, algunas miles de veces, dependiendo la distancia elegida… Y es aquí cuando entra en juego nuestro compromiso con el entrenamiento diario, procurando además de adaptar nuestro cuerpo, lograr la atención adecuada cada día, para incorporar los dinámica de la carrera de forma natural y así poder disfrutar o poner nuestra concentración en otro sitio.

Marcelo Muzyka

Check Also

“Me convertí en un corredor Zen”

Algunos días atrás, en pleno verano, definiendo objetivos, ordenando ideas… recibo una llamada de BA, …